Blog

PSICOLOGÍA DEL COLOR

PSICOLOGÍA DEL COLOR

Es tan importante la influencia del color en el comportamiento humano que existe un campo de estudio que lo analiza y se llama psicología del color.

Cómo o dónde aplicamos un color en el diseño de interiores influye en el comportamiento que vamos a tener dentro de ese espacio.

Al igual que los olores y los sonidos, los colores nos evocan directamente sensaciones, a veces por el significado social, es decir por el bagaje cultural de nuestra sociedad, y otras veces por nuestras vivencias.

Las sensaciones que evocan en nuestra cultura los colores, y son las que vamos a mencionar más adelante, no tienen que ser las mismas que en otras culturas, para entenderlo fácilmente solo tenemos que fijarnos en que en occidente el color de luto es el negro, pero en oriente no.

Cómo decimos, los colores causan sensaciones en nosotros, no solo van a hacer que queramos estar más tiempo en ese espacio, o al revés, que vayamos rápido, también van a hacer que nuestra percepción de ese color haga el espacio más profundo, más ancho, más alto, etc.

Cómo decíamos en el artículo anterior, el círculo cromático, existen colores cálidos y colores fríos, pero además según el color nos pueden producir las diferentes sensaciones, veamos algunos ejemplos de colores:

Rojo: se asocia con la pasión, el amor y los impulsos. Es el color de la vitalidad y la acción y ejerce una acción  poderosa sobre nuestro humor. Al ser un color tan vital lo colocaríamos en zonas dónde necesitemos mucha acción física, por ejemplo un gimnasio. En pequeñas dosis, en estilismo, también lo podemos utilizar.

Rosa: es el color que resulta cuando suavizamos el color rojo. Ejerce sobre nosotros una acción más relajante. Dota a los espacios de un ambiente suave y profundo.

Azul: se asocia con la tranquilidad y confianza. Evoca en nuestra mente el agua y el aire, y quizás sea por eso, por lo que nos evoca sensación de tranquilidad.

Amarillo: el optimismo. También se asocia con los celos, la diversión y lo contradictorio. Es un color muy luminoso.

Verde: la serenidad y la paz. El color de la esperanza. Es el color más utilizado para hospitales y también en colegios.

Violeta: representa al misterio y se asocia con la intuición y la espiritualidad.

Negro: el color del poder y la elegancia. Hay que usarlo con mucho cuidado ya que el color negro (que en realidad es la ausencia de color) absorbe la luz y debemos usarlo dónde haya mucha iluminación (a no ser que queramos crear ciertos efectos que se usan mucho en interiorismo comercial).

Blanco: la luz y la pureza. Se asocia directamente con la pulcritud y la limpieza. Agranda los espacios y es el color que predomina en el minimalismo.

Naranja: es la combinación de los colores rojo y amarillo, y combina sus percepciones. Se asocia con la alegría, la felicidad, el éxito y el ánimo. Al igual que el rojo, pero en menor medida, crea un efecto vigorizante.

Gris: la neutralidad. Armoniza con todos los colores, hemos de cuidar siempre que lo combinemos, si es un gris cálido o frío, para que combine bien con el resto de la gama que estamos usando.

Estoy segura que según ibais leyendo cada color, se evocaban en vuestra mente diferentes sensaciones.

¿Qué os ha parecido la descripción de cada color? ¿Os habíais dado cuenta de cómo influyen en nuestra percepción?

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.