Anteproyecto

Estudio proyectos diseño interiorismo

Una vez que los estudios previos han finalizado y el cliente ya ha visto cómo va a ser ese espacio, de manera global, tenemos que detallar cómo van a ser esos acabados, qué materiales en concreto van a ser, no sólo que aspecto final va a tener el conjunto, también cómo va a ser cada elemento que lo forma, de qué marca, que longitud, grosor y espesor, qué color exacto va a ser el qué va en cada pared, si es que es pintura, o cómo va a ir revestida. O qué lámpara en concreto, con el modelo y fabricante, o qué sofá, en qué tamaño, color y modelo, y así con todos los elementos que forman el proyecto.

Para ello seguimos utilizando las imágenes en tres dimensiones, y completamos la información con fichas técnicas en los que se relatan los materiales así como todos los elementos utilizados, y con planos a color.

Cada ficha contiene toda la información relativa al material o elemento que describe y se referencia con un código en el plano correspondiente.

Los planos en este caso enfocados a explicar cómo funciona el espacios, con las planos de estado reformado, planos de zonas y circulaciones, planos de mobiliario, alzados de estado reformado, alzados con mobiliario, con texturas y color para ver la colorimetría del conjunto. De tal manera que ya podemos ver y comparar, las alturas, pasos, distancias entre objetos, ver de una manera más técnica el espacio, pero sin que deje de ser de una manera gráfica.

En esta fase conseguimos:

  • Un diseño completamente definido con sus texturas, colores, formatos, etc.
  • Una relación exacta de todos los materiales y elementos utilizados en el proyecto.
  • Un presupuesto certero del coste final de la intervención, pues ya disponemos de todos los elementos referenciados.